¿Cuándo hay una negligencia médica?

Para poder afirmar que hay caso, es decir, que hay una posible negligencia médica, se deben dar las siguientes circunstancias:

1. La existencia de una relación médico-paciente

Se debe demostrar que existió en su momento una relación entre el médico al que se va a demandar y el paciente que ha sufrido la negligencia del mismo. Es decir, debe haber una especie de ligazón entre ambos, lo que significa que el paciente confió su salud en ese médico y que el médico aceptó hacerse cargo de la salud de dicho paciente.

Si un médico comenzó a ver y a tratar al paciente, o se empleó un volante de asistencia sanitaria, o recibió un ingreso de dinero por atenderle, bien del propio paciente o de la compañía aseguradora de éste, o simplemente le vio en consulta o en urgencias, o le trató en quirófano, o le hizo una exploración diagnóstica del tipo que fuera, o analizó alguna muestra suya en laboratorio, etc., ésa es prueba de la existencia de una relación médico-paciente.

2. El médico tuvo un comportamiento negligente

El médico debe haber mostrado un comportamiento negligente en relación con el diagnóstico o tratamiento. No es haberse sentido tratado de mala manera o inadecuadamente por él, ni no mostrarse satisfecho con una atención sanitaria, un tratamiento o un resultado obtenido, etc.; es más que esto.

Lo anterior no significa que el médico haya cometido una negligencia ni que pueda ser acusado de la misma. Simplemente ha mostrado un mal comportamiento, o ha sido inapropiada la forma de comportarse con el paciente.

Para demandar por negligencia médica debe darse mala praxis, es decir, se debe demostrar que el médico causó daño al paciente de una manera que otro médico con actuación correcta, conforme a la lex artis médica, y bajo las mismas circunstancias, no habría hecho.

3. Por tanto, debe producirse una violación de los estándares de atención médica, o sanitaria, conforme la lex artis médica

Para ello necesitamos definir qué se entiende por lex artis médica. Según el Tribunal Supremo:

“El médico, en su ejercicio profesional, es libre para escoger la solución más beneficiosa para el bienestar del paciente poniendo a su alcance los recursos que le parezcan más eficaces en todo acto o tratamiento que decide llevar a cabo, siempre y cuando sean generalmente aceptados por la Ciencia médica, o susceptibles de discusión científica, de acuerdo con los riesgos inherentes al acto médico que practica, en cuanto está comprometido por una obligación de medios en la consecución de un diagnóstico o en una terapéutica determinada, que tiene como destinatario la vida, la integridad humana y la preservación de la salud del paciente (SSTS 24 de noviembre 2005; 8 de enero de 2006)”, así como “comporta no sólo el cumplimiento formal y protocolario de las técnicas previstas, aceptadas generalmente por la ciencia médica y adecuadas a una buena praxis (aquel criterio valorativo para calibrar la diligencia exigible en todo acto o tratamiento médico; STS 18 diciembre de 2006), sino la aplicación de tales técnicas con el cuidado y precisión exigible de acuerdo con las circunstancias y los riesgos inherentes a cada intervención según su naturaleza (STS 23 mayo 2006)”.

Es seguir los estándares médicos generalmente reconocidos y aceptados por la comunidad médica como aceptables en el cuidado y tratamiento médico en tales o similares circunstancias. Todo paciente tiene el derecho a confiar en que los profesionales médicos que velan por su salud, se atengan de manera consistente a dichos estándares alineados con la lex artis médica. Si no es así, y no se han seguido tales estándares, entonces puede establecerse una negligencia médica.

4. Los límites dentro de la normalidad de una actuación médica deben contemplarse alineados con estos parámetros:
  • El médico, en su ejercicio profesional, es libre para escoger la solución que en su opinión y experiencia es más beneficiosa para la salud del paciente;
  • La obligación del médico o profesional sanitario se refiera siempre a la idoneidad de los medios empleados, que sean apropiados para su fin y empleados de manera adecuada, y no al aseguramiento de resultados;
  • El buen hacer de un médico obliga no sólo a la elección adecuada, por tanto, de dichos medios, sino también al cumplimiento apropiado de las técnicas, medios, recursos tanto humanos como materiales, etc., propias para cada caso, de acuerdo a la lex artis médica;
  • La “Lex artis médica” es un protocolo de actuación médica, consensuado y generalmente aceptado por la comunidad médica.
5. La actuación negligente del médico causó una lesión o daño

En esto hay que ser muy cuidadoso, sobe todo valorando pacientes que ya estaban enfermos o presentaban lesiones anteriores, tanto relacionadas o no con la actuación médica presuntamente negligente, discriminando con verdadera precisión quirúrgica el daño o lesión producidos directamente o como consecuencia directa, estableciendo una relación causal directa entre actuación médica negligente y daño o lesión producidos como consecuencia.  

6. La actuación médica negligente ocasionó daños específicos, tanto actuales como potencialmente futuros

Es decir, que, si un médico ha actuado de manera no adecuada con los estándares médicos deseados en su campo, o no siguiendo apropiadamente la lex artis médica, y el paciente no sufrió ningún daño o lesión, el paciente no puede plantear un caso de negligencia médica.

7. Deben valorarse las consecuencias de los daños específicos causados.

En este sentido es importante valorar dichas consecuencias futuras, tales como que deje de entrar una nómina en la familia como consecuencia de la lesión o daño producidos, y sea sustituida por una pensión inferior, o bien que se precisen cuidados futuros como consecuencia directa de dicha lesión o daño, o cambios en la calidad de vida que comporten gastos adicionales o merma de ingresos, etc.

No sólo es el daño o lesión causados, sino también puede haber consecuencias futuras que acarrean, y deben valorarse en el contexto de la negligencia.   

¿Reconoce alguna de estas situaciones?

Escríbanos

15 + 8 =

Pin It on Pinterest