¿Por qué Medical Guardians?

Tal vez se pregunte por qué elegirnos a nosotros, habiendo otros despachos de abogados que pueden llevar su caso y, lo decimos ya, de manera adecuada y profesional.

Estos son nuestras razones.

Medical Guardians negligencias médicas
1. Somos un equipo de profesionales que llevamos en esto más de 20 años.

Usted sabrá, y por tanto elegirá, quien desee que pilote su avión: alguien que lleva poco tiempo a sus mandos, con menos horas de piloto, y no está tan curtido por temporales ni situaciones complicadas; o alguien que lleva mucho tiempo pilotando aviones, pero otro tipo de aviones, no éste precisamente; o alguien que lleva mucho tiempo pilotando este tipo de aviones en concreto, y que está lo suficientemente curtido por la experiencia de haber pasado por malos temporales, muchas y diversas situaciones complicadas, y todo tipo de circunstancias.

Usted sabrá qué es lo que más le conviene y qué tipo de piloto prefiere que esté a los mandos, sobre todo en las malas circunstancias.  

2. Somos expertos en los temas que le preocupan a usted:

En la parte legal, en la parte médica y en la parte económica.

Pensamos que esta complementariedad es necesaria para optimizar lo que usted debe recibir en justicia y como adecuada reparación, y en los tres aspectos mencionados.

3. Hay pocos despachos de abogados que cuenten entre sus socios a médicos y economistas trabajando juntos

Nosotros lo hacemos porque pensamos que así se puede entender mejor su caso, defenderlo mejor, explicarlo mejor, exigir lo que es justo de manera más adecuada, completa y eficaz, y lograr optimizar lo que se quiere conseguir y usted necesita.

4. Nos gusta optimizar los resultados.

No se trata de ganar el caso. Es mucho más que eso. Se trata de que a usted se le reconozca lo justo. Y, ¿qué es lo justo? Aquello que repare de manera conveniente sus necesidades, de una forma plenamente satisfactoria para usted; y no sólo las necesidades actuales, sino también las futuras. Y que no sólo se cubran sus gastos, pasados, presentes y futuros, sino también todo aquello que usted haya dejado de ganar por su situación.

Esto último se olvida con mucha frecuencia; nosotros en absoluto.

5. Nuestro despacho de abogados es de los pocos que cuenta con médicos en su propia plantilla.

Son profesionales de la medicina con varios años de experiencia, y que además siguen practicando la medicina y viendo pacientes; de hecho, en estos momentos, siguen atendiendo docenas de pacientes cada semana. ¿Quién pues mejor que ellos para entender mejor su cuadro clínico, esclarecer lo que pasó y cómo pasó, analizar mejor las consecuencias, y valorar mejor los daños y sus repercusiones?

Nosotros optamos mejor por esta opción, y contar con médicos con estas dos características diferenciadoras: que son de nuestra propia plantilla y que tienen actividad clínica actual, atendido pacientes.

6. En nuestras actuaciones profesionales no buscamos dañar a nadie, a ningún miembro del personal sanitario.

Sabemos que cualquiera puede cometer un error. Esto es humano y hasta cierto punto comprensible si, efectivamente, de un error se trata. No vamos a contribuir por tanto a satisfacer deseos de venganza. Vamos a buscar y lograr para usted las justas reparaciones.

Al igual que pasa en muchos accidentes de coche, no vamos a perjudicar al otro conductor, pero sí que usted sea reparado y compensado por los daños sufridos.

7. Al igual que ocurre en determinados accidentes de coche, si se demuestra que hay conducta negligente en el otro conductor que causó el accidente, actuaremos también de tal forma que se haga Justicia en todo su contexto con dicho conductor.

 Al igual que a los conductores les hace bien que los conductores negligentes, muy escasos, sean justamente castigados, también los profesionales sanitarios no desean sanitarios que actúen de manera negligente, también asimismo mucho más escasos.  

8. Debe saber que buscamos dos cosas principalmente:

La primera es la reparación, y lo hacemos en dos sentidos:

a) la reparación del daño causado que deberá ser cubierto económicamente, ahora y en el futuro, de manera suficiente y adecuada, así como sus consecuencias derivadas; y

b) la reparación de la forma en que se han hecho las cosas para evitar que ocurran en el futuro.

Para el primer caso haremos que actúen las compañías aseguradoras que cubren la responsabilidad civil del personal sanitario, de los centros sanitarios y de las aseguradoras médicas o la administración pública, según corresponda. No buscamos en modo alguno causar un daño económico al personal sanitario, sino que sus seguros cumplan con su obligación y afronten su deber, y se muestren verdaderamente útiles. Tal como ocurre con los accidentes de coche.

Y para el segundo caso, es preciso que el personal sanitario directamente involucrado actúe en consecuencia y con responsabilidad, y se comprometa a corregirlo y a evitarlo en el futuro. Así nos aseguramos todos que no vuelva a ocurrir algo similar

9. Buscamos otra cosa, además: una explicación de lo que ocurrió y una disculpa.

No debe ser ningún problema admitir un error humano, y contribuir a subsanarlo. Además, es la mejor forma de ayudar a que el paciente, sus familiares y allegados puedan cerrar mejor sus heridas.

También es lo que nos gustaría que se hiciera con nosotros si nos encontrásemos en la misma situación.

10. Otra cosa bien distinta es cuando el error cometido ha sido fruto de una actuación irresponsable y no profesional.

 En ese caso, decidiremos si ir por la Vía Civil, como en los casos anteriores, o bien ir por la Vía Penal. Estamos seguros que esta forma de proceder también es buena para el colectivo médico, y sanitario en general, cuya profesionalidad, entrega, esfuerzo diario, buena disposición, humanidad, está siempre fuera de toda duda, y es motivo de satisfacción, orgullo, confianza y salud para el resto de ciudadanos.

11. Actuaremos sin contemplaciones y rigor contra aquellos sanitarios que no están a la altura

Actuaremos sin contemplaciones y rigor contra aquellos sanitarios, las excepciones, afortunadamente extraordinariamente escasas, que no están a la altura de la inmensa mayoría de profesionales del sector, y no merecen por ello pertenecer a este grupo, ni ser tratados con la misma consideración.

Se hace preciso una labor contundente y eficaz con ellos, en la que este Despacho colaborará fielmente.

12. Se buscará no sólo la reparación económica, la modificación adecuada de la forma de actuar para evitar repeticiones en el futuro, una explicación sobre lo sucedido y una disculpa.

En estos casos buscaremos también la condena penal del personal sanitario culpable y su inhabilitación; y que el juez sea quien determine si además merece ir a prisión.

Podemos actuar ya a su favor

Escríbanos

6 + 3 =

Datos de contacto

Horario

Lunes a Viernes: 8.30 am-18pm

Llámenos

+34 91 418 43 52

Escríbanos

info@medicalguardians.eu

Sede

C/ del Poeta Joan Maragall I, planta 15
28020 Madrid

Escríbanos sobre su caso

Pin It on Pinterest