Requisitos

Requisitos para que un caso de mala praxis o negligencia médica pueda ser calificado como tal.

 

 

 

 

1. Los posibles casos de negligencia médica deben presentarse inmediatamente después de producirse la lesión

Se debe presentar una demanda por negligencia médica con bastante rapidez, a menudo entre seis meses y un año después del producirse el hecho. En el caso de la sanidad pública, el periodo máximo es de un año, y en el de privada de cinco años. Pero el tiempo siempre corre en contra del caso.

Es mejor no dejar pasar mucho tiempo, y hacerlo cuanto antes. Este período de tiempo máximo en el cual se debe presentar la demanda es una limitación legal. De no presentarla dentro del período de tiempo establecido, el tribunal desestimará el caso y lo hará de manera independiente de los hechos o de la culpabilidad del médico.

2. El momento en que el período de tiempo comienza a contar depende de determinadas circunstancias

En algunos casos, el periodo de tiempo comienza cuando ocurrió el hecho o comportamiento negligente del médico; en otros casos, no obstante, comienza cuando el paciente descubre y empieza a padecer el daño o la lesión.

Es importante conocer esto. Por ello, lo más adecuado es acudir a un despacho de abogados inmediatamente que se tenga la sospecha de tal comportamiento negligente, e incluso ante la duda del mismo, con el fin de recabar una opinión profesional y especializada que pueda orientar adecuadamente el curso de acción a seguir. 

3. Comisiones especiales de revisión de negligencia médica.

En algunos países o estados se requiere que el paciente presente primero la reclamación a una comisión o jurado de expertos para la revisión y análisis de una mala praxis o negligencia médica. El comité o jurado escuchará sus argumentos y exposición de hechos, valorará los daños o lesiones sufridos, revisará las pruebas y el testimonio de otros expertos, y luego decidirá si se ha producido una negligencia o no.

La decisión del comité o jurado no reemplaza el veredicto judicial de una demanda ante los tribunales de justicia por una negligencia médica, ni está capacitado para otorgar indemnizaciones o beneficios por daños y perjuicios. No obstante, las conclusiones del comité o jurado si pueden ser presentadas ante los tribunales. De hecho, estamos ante un antecedente de lo que puede llegar a ser en este país el sometimiento de este tipo de actuaciones a un arbitraje.

En el caso de nuestro despacho, contamos asimismo con expertos en mediación y arbitraje, los cuales, llegado el caso, no dudarán en ponerse al servicio de nuestros clientes con el fin de proporcionarle la mejor actuación legal y mádica para la mejor defensa de sus intereses.

4. Requerimientos específicos de notificación de actuaciones.

Algunos países, y algunas circunstancias, exigen que el paciente notifique al médico de su intención de demandarle por negligencia o mala praxis, bien mediante un escrito vía burofax o bien por correo certificado. En nuestro país no es necesario, pero en el caso de nuestro despacho, siempre consideramos hacerlo previo a la interposición de proceder a la demanda correspondiente.

Siempre intentaremos resolver todo de manera apropiada para nuestro clientes antes de llegar a juicio, logrando nuestro objetivos de indemnización adecuada, obtención de una disculpa, logro de las explicaciones oportunas sobre qué pasó y modificaciones de las conductas para evitar casos similares en el futuro, y no perjudicar más al médico que haya incurrido en negligencia con su actuación con nuestro cliente, cuando atendió al mismo o a un familiar, como su paciente.

5. Requerimientos del testimonio de un experto.

Las opiniones de expertos médicos pueden ser necesarias en algunos casos, y por ello muchas veces será necesaria su presencia en un juicio. Se buscará siempre los testimonios médicos y opiniones de expertos en las cuestiones que se traten, y que hayan motivado la actuación negligente del médico, por lo que se buscarán profesionales con experiencia en dichos campos en cuestión.

Aunque no siempre es necesaria ni obligatoria la opinión de un médico experto, siempre será considerada su pertinencia por nuestra parte.

6. Limitaciones de las indemnizaciones por negligencia médica.

Es importante tomar en cuenta que muchos países se limita la cantidad de dinero que puede ser otorgada a un paciente en un caso de una negligencia médica. En nuestro país, suele estar ligada a las cantidades habitualmente aseguradas por responsabilidad civil en el caso de los médicos, y que también varían en función de las diferentes especialidades médicas.

¿Tiene dudas sobre si cumple con los requisitos?

Escríbanos

5 + 9 =

Pin It on Pinterest